Bayas de goji del Himalaya

Cómpralos AQUÍ

La Baya del Goji es una fruta de un color rojo intenso, aproximadamente del tamaño de una pasa y con un sabor que podría asemejarse a una mezcla entre arándano y cereza. Crece solamente en arbustos que pueden alcanzar una altura de 4,5 metros en los valles protegidos por las cordilleras del Himalaya, el Tibet y Mongolia.

Se pueden comer tal cual vienen crudas, ya que son orgánicas, es decir que se cultivan sin ningún pesticida ni aditivo químico. Las bayas goji se pueden añadir al yogur, a los cereales del desayuno, a los batidos, las sopas, ensaladas o formando parte de diferentes recetas. Para obtener sus beneficios basta con ingerir a diario entre 5 y 10 gramos; es decir, entre 20 y 40 bayas.

Los Hunzas, habitantes de los valles de la cordillera del Himalaya, son conocidos por ser el pueblo más sano y feliz de la Tierra. De hecho, su notable salud y su excepcional longevidad siempre han llamado la atención. Su peculiar resistencia a la enfermedad y al envejecimiento podría deberse a las extraordinarias condiciones en las que viven, a 4.000 metros de altura y sin contaminación de ningún tipo, y a su alimentación. Existen en Asia abundantes leyendas sobre el Goji. Dichas bayas son tan veneradas, que en todo Asia central se celebra cada año una fiesta en su honor que dura dos semanas, no en vano, es el alimento que utiliza la milenaria Medicina Tradicional China para recuperar el chi o energía vital.

Numerosos estudios le atribuyen los siguientes beneficios: Fortalece el corazón. Equilibra la presión arterial, es hipotensor, mejora los problemas cardíacos. Fortalece el sistema inmunitario mejorando las defensas. Protege el hígado y los riñones ayudando a eliminar toxinas del organismo. Normaliza las funciones del riñón, en medicina natural es usado como diurético. Ayuda a recuperar la memoria y desarrolla el crecimiento muscular. Normaliza los niveles de azúcar en sangre. Alivia los dolores de cabeza y mareos. Mejora la calidad del sueño y la visión. Regula el transito intestinal. Regula los niveles de colesterol (Betasitosterol). Alivia la ansiedad y el estrés. Por vía externa se usa en el tratamiento de las úlceras. En mujeres mejora los problemas asociados a la menstruación y a la menopausia y es una importante fuente nutricional durante el embarazo. En hombres previene enfermedades de próstata y actúa frente a la impotencia. Sus bayas se utilizan para prevenir resfriados y son una fuente de vitamina C importante. Pero no sólo por la vitamina C son importantes sus bayas, sino porque son los frutos que más antioxidantes poseen.