Hojas de laurel

Las hojas de laurel son fuertes y tienen un aroma intenso con un sabor a madera astringente y un ligero y agradable aroma mentolado con un toque fresco, dulce y picante. Son indispensables para la mayoría de los platillos, especialmente los franceses, mediterráneos e hindúes, ya que se utilizan para saborizar todo tipo de platillos con carne y verduras, sopas, caldos, guisos y salsas como la bechamel. Se usan en adobos de pescados azules, marinadas y verduras con vinagre, porque así se suaviza el sabor. El Laurel ha estado vinculado desde la antigüedad al triunfo. Los emperadores romanos eran coronados con Laurel y a los vencidos en un combate también se les coronaba con él. Cuando Jesucristo hizo su entrada en Jerusalén, se le recibió con palmas y Laurel. El árbol de laurel es originario de la región mediterránea y de Asia Menor. Crece bien en las áreas subtropicales y hoy en día es cultivado como especia en el lejano oriente, así como en las Islas Canarias, Francia, Bélgica, México, América Central y Turquía.

Leave a Reply