Semillas de girasol

Es la semilla proveniente del girasol. Tiene su origen en América, fue introducida a Europa por los colonizadores que regresaban a con los productos novedosos de sus colonias en Centro América. Estas semillas se le pueden agregar a numerosos platillos, desde las sopas, guisados y ensaladas, hasta preparar deliciosos postres y panes con ellas. Combinadas con aceite de oliva, miel y yogurt natural se prepara un delicioso aderezo. Dejándolas en remojo por dos horas. Licuándolas con agua hirviendo. Colándolas y agregándoles dos cucharadas de azúcar o de miel y una pizca de sal, se prepara un delicioso batido que evita el envejecimiento, controla el colesterol y previene la osteoporosis. Las semillas de girasol son el único producto nativo de Norteamérica que ha logrado convertirse en uno de los cultivos mundiales más importantes, aunque su mayor producción se encuentra en Rusia, país pionero en la comercialización de la planta. También superan a Estados Unidos los cultivos de Ucrania, Argentina, China e India.