Uva pasa rubia

Cómpralas AQUÍ

La vid es una de las primeras plantas que cultivó el hombre, motivo por el cual ha jugado un papel trascendental en la economía de las antiguas civilizaciones. Tras la mitificación del vino por parte del cristianismo, el cultivo de la vid experimentó un gran auge que ha perdurado hasta nuestros días. De hecho, la mayor parte de la producción de uva se destina a la elaboración de los distintos tipos de vino (blanco, rosado y tinto) y otras bebidas (mosto, mistelas, moscatel). Otra parte se destina a hacer las conocidas pasas. Dentro de ese mundo están las pasas sultanas, rubias o doradas que se obtienen de las uvas blancas sin semillas que crecen en Turquía. De baja acidez y ricas en azúcares, las hacen ideales para repostería y pastelería.

Son gran fuente de fibra y antioxidantes, ricas en calcio, magnesio y vitamina a y b3.

Úsalas en: platos agridulces: arroz con pasas, piñones y azafrán, salteado de espinacas con pasas y sésamo, currys, calabacines y pimientos rellenos de quinoa con pasas y seitán, salteados de verduras, empanadas y tartas de verduras, ensaladas de aliño ácido…

En müeslis, bizcochos, barritas de cereales, galletas, panes, para endulzar cremas de cereales y compotas, en budines, flanes y gelatinas de agar-agar…

En compañía de otros frutos secos, como tentempié…