Semillas de nigella

Aunque en principio las semillas de nigella pueden parecer poco aromáticas, al tostarlas y/o triturarlas desprenden un aroma picante y ahumado, su sabor es aromático y ligeramente amargo, una mezcla compleja de orégano, tomillo, pimienta, alcaravea… es una especia única Son usadas en panadería y se utilizan como sustituto de la pimienta, sobre todo para personas que son delicadas del estómago, por eso, es recomendable para quienes no puedan consumir pimienta. Las semillas de nigella tienen sabor picante aromático, con cierto olor a nuez moscada. Se utilizan en comidas grasas: cerdo asado o cordero, así como en todas las comidas que produzcan flatulencias, pues sirven para facilitar y estabilizar la digestión. Mezcla bien con cebolla y ajo. Con las semillas se prepara pan aromatizado. Es una buena especia para los platos que lleven curry y para sazonar carnes en general. También se utilizan salteadas en Ghee (mantequilla clarificada) o tostadas en seco para liberar el aroma y sabor y se añaden a los platos de verduras. Aunque no se mencione Nigella en las traducciones comunes de la Biblia, hay buenas pruebas que el nombre de una planta oscura mencionada en el Antiguo Testamento significa Nigella. Si se verifica, esto indicaría que Nigella está cultivada desde más de dos milenios. Hoy, la planta se cultiva de Egipto a India y en Medellín solo es posible encontrarla en ábrete sésamo.