Semillas de chia

Cómpralas AQUÍ

Encuentra tus semillas de chia en Medellín en ábrete sésamo. Estamos ubicados en el barrio Manila, en El Poblado. calle 43e #12-38. Tel 2669268. Cel 3152427040

Las semillas de chia son ideales para adelgazar y, además tienen un gran valor nutricional. Se añaden una o dos cucharadas en un vaso con agua y se dejan reposar de 15 a 20 minutos, hasta que se vuelva gelatina casi sólida que al consumirla da una gran sensación de saciedad. Esto se debe a la gran cantidad de fibra que contienen. Este es un súper alimento porque tiene mas fibra que cualquier cereal, más potasio que los plátanos,  más calcio que la leche y más antoxidantes que los arándanos, además, son la mayor fuente vegetal de ácidos grasos omega 3. No tienen sabor, ni olor, ni calorías. Controlan el colesterol, facilitan la digestión, quitan el hambre y favorecen la regeneración de tejidos y el desarrollo muscular.

Ideas culinarias:
Agréguelas a las sopas, salsas y ensaladas, mézclelas con leche, yogurt y cereal. Úselas en panadería, galletería y repostería en general.
Se recomienda consumir entre 10 y 25 gramos de semillas de chia cada día. Su organismo lo notará por dentro y por fuera!!
¿Qué donde se consiguen? en ábrete sésamo

FUENTE DE SALUD, FUENTE DE VIDA
64% OMEGA 3, 0% COLESTEROL, 0% SODIO, 0% GLUTEN, 0% METALES PESADOS.

700% + OMEGA 3 que el salmón del atlántico
100% + FIBRA que cualquier cereal
800% + FOSFORO que la leche completa
500% + CALCIO asimilable que la leche
1400% + MAGNESIO que el brócoli
100% + POTASIO que los plátanos
200% + HIERRO que la espinaca
300% + SELENIO que la linaza
Tiene un efecto SACIANTE.
Todos los AMINOACIDOS esenciales
Más ANTIOXIDANTES que los arándanos.

Historia:

La Chía formaba parte de las sociedades aztecas y mayas. Los mensajeros soportaban 24 horas de caminata bebiendo sorbos de una pizca de Chía diluida con agua. Los artesanos usaban aceite de Chía para elaborar barnices y pinturas. Las mujeres obtenían de esa bebida, energía para trabajar en el campo y cuidar a los miembros de su familia.
Las madres recurrían a la Chía para fortalecer a sus hijos y sanar a sus maridos en batalla. Y los sacerdotes elaboraban panes de Chía y maiz, para honrar a sus dioses.
Los conquistadores vieron que la Chía era vital para los aztecas, les daba salud, fuerza y formaba parte de su espiritualidad. Por eso, arrasaron las plantaciones de Chía hasta casi extinguirla. Unas muestras llegaron a España donde la planta fue llamada Salvia Hispánica y con el tiempo perdió su notoriedad. En América la Chía sobrevivió en altas montañas del sur de México y Guatemala.
Pasó siglos en el olvido, hasta que en 1991 un grupo de investigadores descubrió sus sectores medicinales y terapéuticos. Desde entonces, su producción se ha reactivado y hoy sabemos por qué era el gran tesoro digno
de dioses.

Una semilla con un gran interés nutricional

La ciencia actual explica por qué las antiguas civilizaciones consideraban a la Chía un componente básico de su dieta. La composición química de la Chía y su valor nutricional, le confiere un gran potencial para la alimentación. Estas semillas ofrecen ahora al mundo una nueva oportunidad para mejorar la nutrición humana, siendo una fuente natural de ácidos grasos Omega-3, antioxidantes, proteínas, vitaminas, minerales y fibra dietética.

Ventajas de las Semillas de Chía

• Se pueden consumir solas o incorporadas a otros alimentos.
• Es un producto de origen vegetal.
• No tienen sabor ni olor.
• Aporta energía a quien las consume.
• Ayudan a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial.
• Facilitan la digestión, mejoran el transito intestinal y tienen efecto saciante.
• Ayudan a controlar el apetito.
• Colaboran en el mantenimiento de una buena salud cardiovascular.
• Ayudan a mejorar la salud del sistema nervioso e inmunológico.
• Favorecen el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos.
• Mejoran la actividad cerebral y ayudan en problemas emocionales.
• Ayudan a controlar los niveles de azúcar. Aporta beneficios para diabéticos.
• Tienen un bajo contenido en sodio.
• Pueden consumirlas personas de todas las edades.
• La Chía es la especie vegetal con mayor concentración de acidos grasos omega3
• Contienen antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra.
• Aportan proteínas muy importantes para personas vegetarianas.
• La semilla de Chía no contiene gluten
¿Por qué debo preferir la Chía como fuente de Omega-3 antes que el aceite de Pescado?

De todas las fuentes de ácido grasos omega-3, sólo la Chía tienen su origen en cultivos agrícolas. Es la especie vegetal con mayor concentración de ácido graso alfa-linoénico conocida hasta la fecha. Las otras dos fuentes disponibles son de origen marino: las algas y el aceite de pescado. Ambas fuentes contienen ácidos grasos omega-3 de cadena larga, DHA, y DHA y EPA respectivamente. Al comparar la composición del aceite, se puede ver que las terrestres tienen un contenido mucho mayor de omega-3 que las de origen marino.

Las fuentes terrestres de omega-3 muestran una ventaja muy importante sobre las fuentes de algas y pescado, debido a que contienen una cantidad de ácidos grasos saturados significativamente inferiores. El aceite de Chía tiene un contenido de ácidos grasos saturados 2,8 y 5,1 veces menor que el aceite de pescado y de algas. Otra consideración importante acerca de los aceites de pescado es que contienen colesterol puesto que son productos animales. Las cantidades varían con las especies. Por ejemplo, el contenido de colesterol para 100 gramos de aceite de sardina es de 710 mg, de aceite de salmón 485 mg, de aceite de menhaden, 521 mg, de aceite de arenque 766 mg y de aceite de hígado de bacalao 570 mg. Esto es importante, considerando que la Chía no contiene colesterol porque es una especie vegetal.

Los efectos benéficos del pescado han recibido mucha atención. Sin embargo, los ácidos grasos EPA y DHA se oxidan más rápidamente que los ácidos linoléico, alfa-linolénico y arachidónico, y se convierten en productos de oxidación tóxicos. Las semillas de Chía contienen una cantidad de compuestos con potente actividad antioxidante: miricetina, quercetina, kaemperol, y ácido cafeíco. El problema de ingerir insuficientes antioxidantes desaparece con una mayor cantidad de alfa-linolénico de origen vegetal, lo que genera otra ventaja sobre los ácidos grasos omega-3 provenientes de productos de pescados y algas.