Lichis

Cómpralo AQUÍ

Debido a su sabor agridulce y apariencia rugosa se considera la fruta exótica más fina del mundo, es muy dulce y recuerda las uvas y el aroma de las rosas. Con ella, se pueden elaborar diversos postres como nieve y mermelada, también se puede hacer agua fresca de este mismo fruto, así como exóticos cocteles. El lichi es una fruta que aporta una gran cantidad de carbohidratos pero sobre todo apreciada por su cantidad de vitaminas y minerales como el potasio y el magnensio, el calcio y el zinc. La vitamina E ayuda al cuerpo humano a combatir las infecciones y la vitamina B-6 mantiene la salud del funcionamiento cerebral y estimula la formación de glóbulos rojos. En China es muy apreciada la miel obtenida de flores de lichi. También se emplea en medicina, ingerida en cantidades moderadas, elimina la tos, alivia los dolores de garganta y tiene un efecto beneficioso en los problemas glandulares y de tumores.

Espuma lichis Para cuatro copas:

Tres claras de huevo Cuatro cucharadas de azúcar, o edulcorante 100ml de nata montada o tres cucharadas de queso de untar bajo en calorías Una lata de lichis en almíbar. Una pizca de sal para motar las claras. Tres hojas de gelatina.

Montamos las claras a punto de nieve con la pizca de sal y ponemos a hidratar la gelatina. Trituramos unos ocho o diez lichis escurridos y batimos junto con el queso y el azúcar, en caso de llevar edulcorante, procedemos igual. Calentamos la mezcla en el microondas, no es necesario que sea mucho, tan sólo lo justo para que la gelatina hidratada se disuelva bien. Disolvemos la gelatina en la preparación. Si usamos nata , mezclamos los lichis triturados con la nata montada, y disolveremos la gelatina con un poquito de leche caliente,(tres cucharadas) Mezclamos todo esto con las claras bien montadas y lo ponemos en las copas a enfriar.