Chile Pasilla

El chile pasilla (también llamado chile negro) es un tipo de chile seco con la piel oscura y arrugada. En su forma fresca se llama chilaca. Se dice que su nombre se debe a que se arruga como la uva pasa.
Se usa en la comida mexicana, especialmente en sopas y salsas (tales como el mole poblano). Se venden enteros o en polvo en México y Estados Unidos. En México es muy popular como ingrediente de muchas salsas como la salsa borracha, en diferentes tipos de moles y adobos, y en varios guisos de res, cerdo y pollo. En rodajitas y frito es acompañamiento clásico de la sopa de tortilla que se acostumbra mucho en el Distrito Federal. También funciona muy bien como chile relleno.

Salsa borracha (chile pasilla) mami
Ingredientes

3 chiles pasillas
2 dientes de ajo
1/2 lata de cerveza
100 gramos de queso fresco
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal

Preparación

Los chiles pasilla, desvenados y sin semillas se ponen a freír en el aceite, a que se infle un poco, con cuidado de que no se quemen porque se amargan, y también se fríen los ajos.
Se ponen a licuar, con los ajos, la sal y la cerveza, cuando ya esta bien licuado el chile se le agrega el queso.

Receta de chiles pasilla rellenos

Ingredientes

8 Chiles “pasilla” o “ancho”
1 vaso con agua a temperatura ambiente
250 Gms. de Frijoles refritos y machacados
250 gramos de chorizo
1 Taza de aceite de cocina
10 Tomates (verdes)
1 cucharada de cebolla finamente picada
1 cucharadita de sazonador (caldo de pollo en polvo)
1 taza de crema agria

En un sarte mediano calentar el aceite a fuego medio, y dorar los chiles uno por uno (esto tarda unos 5 segundos por cada chile, ya que solo se trata de que se inflen y doren un poco).

En seguida se sumergen en el vaso con agua por unos segundos, solamente para que se vuelvan a suavizar y se separan en un platon para que se escurran.

Se dora el chorizo y se le agregan los frijoles refitos y machacados, y con esta pasta de rellenan los chiles.

Por separado picar los tomates finamente y ponerlos a sofreir en un sarten, agregando la cebolla, media taza de agua y el sazonador, dandole la consistencia de caldillo.

PRESENTACION: poner en los platos de servicio una cucharada grande del caldillo de tomate, colocar un chile relleno encima, y rociar con crema al gusto