Asafétida

El asafétida o asofétida es una planta de la misma familia que el hinojo y de hecho muy parecida en aspecto de la que se extrae la resina que se deja solidificar y que posteriormente se muele para convertirla en polvo.
El olor de la resina es muy fuerte, recordando a una mezcla de ajo crudo, queso y aromas fermentados,  por lo que puede parecer una especia de difícil entrada en una receta. Pero curiosamente, una vez que se cocina, los olores desagradables desaparecen completamente y queda un agradable aroma a cebolla o cebollino.
El asafétida o asofétida es muy popular en la India donde se usa para aromatizar platos de verduras y legumbres, destacando un plato muy popular de lentejas llamado Sambhar. Se usa también para hacer encurtidos. El mal olor inicial no debe asustarnos y lo cierto es que se puede añadir una cantidad bastante grande de polvo de asofétida en las recetas, del orden de una cucharilla por cada dos personas. El resultado, como he dicho será un agradable aroma a cebolla, ligeramente dulce.
La única precaución que hay que tener con el asafétida es que se debe conservar en un recipiente perfectamente hermético para que el potente olor que tiene en crudo no contamine al resto de especias de nuestro armario.